Aventura lo logró, otra vez, en su primera noche en el Olímpico 11 años después

0
53
aventura-lo-logro,-otra-vez,-en-su-primera-noche-en-el-olimpico-11-anos-despues

Sin lugar a dudas la agrupación bachatera de origen dominicana ‘Aventura’, que los noventa se llamó “Los Tinellers de la Bachata”, se convirtió para el principio de los 2000 en una de las bandas, que inyectó modernidad al género amargue; 20 años más tarde, del lanzamiento de aquella canción que los catapultó “Obsesión” aun se sigue hablando y escuchando los temas de la legendaria banda integrada por Romeo, Henry, Max y Lenny Santos.

Es en ese sentido, tras presentar su espectáculo en la tierra que los vio nacer “Estadio Olímpico”, en la República Dominicana, el denominado “reencuentro” con su gira de despedida “Inmortal” que reunió 11 años después a los integrantes de Aventura dejó a los miles de asistentes al aforo en la capital dominicana emocionados, nostálgicos y con ganas de más.

Dos horas, casi y media, no bastaron para que los fanáticos de la agrupación cantaran a todo pulmón y dándose golpes en el pecho por los temas cortavenas que han marcado la carrera del popular grupo de bachata que tuvo su génesis en la ciudad de New York.

“Esta noche no vinimos hablar, esta noche vinimos a cantar”, fueron las palabras de Romeo Santos, líder de la agrupación después de interpretar cinco de los temas tras subir a escena.

En el reencuentro, que lleva por nombre “Gira Inmortal” como es conocida una de las más recientes canciones que reunió una vez más a los integrantes de la orquesta, no faltaron temas como: “Angelito”, “Un beso”, “Infieles”, “El malo”, “Enséñame a olvidar”, “Hermanita”, el himno “Obsesión” y para cerrar la noche “Inmortal”.

Pese a la euforia de la noche por tratarse del cierre de la gira en República Dominicana faltó el elemento sorpresa en la primera función, y es que los asistentes se quedaron a la espera de que algún invitado de los que ha colaborado con Aventura, dijera presente en el espectáculo producido por el empresario Saymon Díaz.

El reloj marcó las 9:44 de la noche cuando comenzó la descarga musical con un potente escenario, como traído del universo, con el tema “el desprecio”, y pasado las 12 de la media noche concluyó uno de los eventos más esperado del 2021, en un año post pandémico.

Tras su arribo a la tarima, Romeo que estuvo vestido con un conjunto en tono salmón que mostraba su pecho, siguió cantando “Quién te cambió”, “Por un segundo”, “La boda”, “Infieles” y “Dile al amor”, hits que se desprendieron de los últimos álbumes de Aventura “God’s Project” (2005), K.O.B Live (2006) y “The Last” (2009)”.

La noche fue sencillamente perfecta para los que se concentraron en el olímpico, y uno de los momentos más icónicos fue cuando Romeo tomó en sus manos una guitarra y cantó “Yo quisiera amarla”, ahí quedó demostrado que el “Rey de la Bachata” tiene un gran talento para tocar el instrumento de cuerda.

Henry Santos, también tuvo su momento, en la épica noche, cantó algunos temas conocidos de Aventura como “9:15”, “Sabes” y “Voy malacostumbrado”.

Que decir de Lenny y Max, quienes no solo son familia, estos durante toda la noche fueron cómplices con sus respectivas guitarras eléctricas en todo momento demostrando porque se posicionaron en la década de los dos mil como uno de los grupos más aclamados de toda Latinoamérica y quizás del mundo.

Algo novedoso, en este show, fue ver a Romeo entonar algunas canciones románticas y de despecho en baladas para mostrar cómo sus letras se adaptan a tonos más suaves.

Temas como: “La tormenta”, “A veces quiero llorar”, y “Lágrimas”, esta última una adaptación de la canción del “Príncipe de la canción”, José José, que haciendo memoria, Romeo, recordó que la cantó en un reconocimiento al mexicano en el año 2009 en los Latin Grammy y que fue tan buena la acogida del tema que se convirtió en todo un éxito pese a que tiene por ley no cantar canciones que no sean de su puño, mente y letras.

Otro de los momentos, que puso a prueba al grupo fue cuando pidió al público que le pidieran temas de “Aventura” para cantarlos a capella, lo que de inmediato, generó nombres como “Alexandra”, “Infieles”, “Tu jueguito” y “Me voy de la casa”, corte escrito por Romeo para Héctor Acosta “el Torito”.

Al final de la noche, en medio de una lluvia de fuegos artificiales, Santos dijo unas breves palabras “República Dominicana, sus hijos, gracias”.